Dia 2 Ayuno y Oración / Semana de Sanidad Espiritual

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. 3 Juan 2


Cuidado Espiritual Vrs. Cuidado del Alma


¿Cómo se ve la “sanidad espiritual”?

¿Es el cuidado espiritual lo mismo que el cuidado del alma?


El cuidado espiritual y el cuidado del alma son muy difíciles de separar. Cuando primero llegué a Cristo, el enfoque estaba sobre el “hombre espiritual”, el cual me parecía ser distinto al “hombre emocional”. Se me dijo que tuviera cuidado con mis emociones, que estas me podían meter en problemas.


He descubierto que eso es más cierto de lo que hubiera podido saber. Desafortunadamente es lo opuesto de lo que entendí entonces. Mi “hombre espiritual” sufría cuando mi “hombre emocional” era descuidado.


No me di cuenta que eran básicamente el mismo.


Entonces la salud emocional y la madurez espiritual son inseparables. No es posible ser espiritualmente maduro mientras se permanece emocionalmente inmaduro”. Una vez aprendemos a estar en paz con Dios y en paz con los que nos rodean, aprendiendo a perdonar e ignorando las ofensas, experimentaremos la madurez emocional y un crecimiento espirtual se dejara ver en nosotros, reflejado en una vida familiar estable, y un ministerio saludable en la llenura del Espiritu Santo que nutriendo el alma a traves de la Palabra.

Hebreos 12:14-15 dice:

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;


Aprendamos a sujetar nuestras emociones y rendirlas a Cristo y afianzados en nuestra Fe encontraremos consuelo y fortaleza para comprobar la buena y perfecta voluntad de Dios para nosotros y los nuestros.


Para Orar & Reflexiónar


1. ¿Hay profundo cuidado espiritual y emocional en su vida?

2. Pídale al Señor y a otros que le den sabiduría al desarrollar un plan de cuidado que cubra todas las áreas en su vida.

3. Ore que Dios le ayude con una evaluación honesta de todo su ser para que pueda desarrollar una rendición de cuentas honesta.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo