Dia 5 Ayuno y Oración / Semana de Sanidad Espiritual

“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos”. (Mateo 9:35-37, RV1960)


Jesus vio a la multitud, como Ovejas sin Pastor

Jesús vino para liberar a los cautivos y traer sanidad espiritual a una humanidad quebrantada. Agobiadas y desamparadas, como ovejas sin pastor, describe lo que Jesús vio en las multitudes al ir de pueblo en pueblo.


Con Sus Buenas Nuevas – el evangelio – Jesús trajo esperanza en medio de la desesperanza. La gente no tenía que vivir más en temor o vergüenza. Un nuevo tipo de vida se había vuelto posible.


Renuente a que las cosas permanecieran como estaban, Jesús respondió con acción compasiva. Desafió a Sus discípulos a involucrarse sin juzgar o culpar a otros, a ser obreros en Su “cosecha” (v. 38).


Jesús hizo esto introduciendo las Buenas Nuevas del irresistible amor y gracia de Dios. El mismo desafío que Cristo enfrentó – liberar a la gente –, es nuestro, y la necesidad es mayor que nunca.


Donde aumenta el pecado, la gracia se desborda. Que este sea un tiempo de gracia desbordante mientras oramos y actuamos, y que seamos movidos a compasión al ver a la gente como Jesús la ve.


Para Orar y Reflexionar

1. Ore que Dios nos muestre Su corazón para esta generación y nos dé la clave para tocar los corazones de otros.

2. Ore que nuestras iglesias se conviertan en centros de esperanza para personas espiritualmente hambrientas.

3. Ore que nosotros como líderes continuemos creciendo en salud espiritual y emocional.

22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo