El Valor de las Primicias

DEUTERONOMIO 8:17,18: “No se les ocurra pensar: Toda esta riqueza la hemos ganado con nuestro propio esfuerzo. 18 Deben acordarse del Señor su Dios, ya que ha sido Él quien les ha dado las fuerzas para adquirirla, cumpliendo así con ustedes el pacto que antes había hecho con los antepasados de ustedes”.


Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. Isaias 3:10

Este pasaje es clave para entender el Principio de las Primicias. El término “acordarse o recordar” que está en Deuteronomio. 8:18 es importante, la palabra “recordar o acordarse” quiere decir “traer a memoria, estar atento a algo o retener una idea o conmemorar a alguien o algo”.


A menudo, la palabra hebrea (gr.” zakár”) traducida “recordar” quiere decir eso. Pero en este y en otros lugares, significa algo más. Dios le mandó a Su pueblo que dedicaran lo primero de sus rebaños y ganados, y aún a sus hijos primogénitos como una OFRENDA de PRIMICIAS – para recordar que fue Dios quien los guió a salir de la cautividad, que es Dios el que les da la habilidad para hacer riquezas. Ahora vemos a Dios usando la palabra zakár, la cual quiere decir marcar. ¿Con qué se relacionaba el proceso de marcar al primer macho nacido?

Se relacionaba con el PRINCIPIO de las PRIMICIAS.


Cuando traemos nuestras Primicias tenemos que tener en mente que Dios desea en nuestra vida y en nuestras labores: LO PRIMERO, LO MEJOR Y LO ESCOGIDO (Génesis 4: 3, 4; Números 28: 26-31; Éxodo 23: 16,19).


Abel dio de los primeros frutos (de los primogénitos), dio de lo mejor que tenía (de los primeros nacidos y de lo más gordo de ellos), dio de lo escogido (él escogió dar de los primogénitos y de lo más gordo). Esto lo podemos ver en la primera ofrenda dada a Dios registrada en la Biblia: las ofrendas de Caín y Abel. De Caín se dice que “trajo del fruto de la tierra una ofrenda”; pero de Abel se dice que trajo de los primogénitos (primeros nacidos) y de los más gordos (lo mejor y escogido); por lo tanto, Dios miró con agrado el corazón adorador de Abel y su buena ofrenda. Dio lo PRIMERO, LO MEJOR Y LO ESCOGIDO.


La raíz hebrea para PRIMICIAS es bikkurim, la misma que para el término primogénito. Así que, podríamos leer esta escritura en una traducción más literal para decir: “Sino acuérdate (primicias) de Jehová tu Dios, porque Él te da el poder para hacer las riquezas…”. A menudo muchos pierden de vista la verdad de que no son nuestras habilidades las que nos dan la fuerza, el poder para prosperar y tener éxito, sino que es Dios quien nos bendice, Dios es el que nos da poder.


Cuando activamos el PRINCIPIO de las PRIMICIAS por medio de la ofrenda con obediencia a lo que Dios manda, y estamos reconociendo que es Dios el que nos da la habilidad para prosperar y tener éxito. En otras palabras, cuando le damos al Señor “las primicias, lo primero, los primeros frutos”, Él nos da la habilidad para hacer prosperar.


TODO LO PRIMERO LE PERTENECE A DIOS. Y cuando entregamos las PRIMICIAS estamos reconociendo de que Dios es el Dueño de Todo.


Asi que cuando entregas las PRIMICIAS se desatan cinco bendiciones poderosas sobre tu vida:

(1.) Se desata bendición sobre todas tus cosas ( 2ºCr.31:4 – 10.)

(2.) Se establece permanentemente la bendición de Dios en nuestras vidas ( Ez.44:30).

(3.) Caminaras en sobreabundancia ( Pr.3:9,10).

(4.) Recibirás protección sobre tus bendiciones ( Jer.2:3).

(5.) Activas la multiplicación para ti y bendeciras a otros ( 2ºReyes 4:42 – 44).


Después de haber estudiado esta palabra ¿Estamos dispuestos a darle el valor que las primicias merecen?


Recuerde que cuando damos primicias estamos declarando que el Señor ha cumplido Su Palabra y que nos ha bendecido.


5101 16Th ST NW Washington DC 20011. Tel. 240-671-3614

208 vistas
Acerca de Nosotros

¡Obedeciendo el llamado del Señor desde 2010 para la Gloria de Dios!

Asistir al mandamiento en Mateo 28:19 acerca de recorrer las naciones para hacer discípulos, compartir las buenas nuevas del evangelio de Jesucristo.
 

Visitanos

Tel. 240-671-3614

 

5101 16th St NW

Washington DC 20011

 

cuerpodecristodc@gmail.com

Suscribete para obtener las últimas noticias del ministerio

© 2023 by HARMONY. Proudly created with Wix.com