Finanzas Cristianas y los Conceptos Financieros Bíblicos

La Biblia dedica bastante espacio al tema de las finanzas, hay más de 2.350 versículos que se refieren al dinero y a las posesiones. Entonces Dios quiere que manejemos éste asunto con sabiduría. De hecho vemos que el Señor le encomendó la administración del huerto a Adán y a Eva. Vemos ahí por ejemplo que Dios diseño el trabajo desde el principio pero no solo el trabajo sino también su recompensa

Caminar con Dios y seguir sus leyes, resultará en gran bendición, por ejemplo: Genesis 39:2-3 dice acerca de Jose el hijo de Jacob, “Más Jehová estaba con José, y fue varón prospero… y todo lo que hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano” G

Adi como Jose, Él quiere bendecirte y hacer propserar nuestro camino, y a través de la palabra descubriremos ciertos principios que requieren una excelente administración, pues Dios da mucho en recompenza al que en lo poco le es fiel…

1) Primero debemos saber que Dios es el dueño de todo y nosotros somos sus administradores (Salmo 50:10-12).

“Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados. Conozco todas las aves de los montes, y mías son las fieras del campo. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y su plenitud.”

Comentario 1: El Señor a través del profeta Hageo también nos declara: “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos”. Dios creo los cielos y la tierra, y delegó en el hombre la administración de ésta. Así pues vemos que nosotros no somos los dueños, es Dios el dueño de todo. Por eso nuestra actitud respecto a los bienes y a la tierra debe tener más bien una conciencia de responsabilidad ante Aquel a quien debemos dar cuentas.

Comentario 2: Es Dios quien tiene el control de todas las cosas, Salmo 135:6-7. No somos nosotros quienes disponemos las cosas, tampoco podemos controlar los eventos de nuestra vida según nuestros propios deseos. Es Dios quien está sentado en su trono y gobierna como él quiere, porque es el dueño de todo.

2) El primer lugar de nuestro corazón le pertenece a Dios (Lucas 16:10-13)

“El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se apegará al uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”

Comentario: éste pasaje nos deja ver varias cosas muy importantes:

a) Lo poco es una oportunidad que evidencia cómo se comportará nuestro corazón en lo mucho.

Al principio del capitulo 16 vemos la parabola de un mayordomo disipador, y un disipador es una persona que derrocha, es una persona que malgasta y destruye: Recuerde Dios el el dueño de todo, al el le pertenecen todas las cosas incluso nuestra vida por eso

b) La infidelidad en lo ajeno no sólo refleja la infidelidad en lo propio, sino que impide recibir lo que Dios quiere dar.

c) El dinero compite por el trono en el corazón del hijo de Dios (“Ninguno puede servir a dos señores, porque odiará al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro”).

d) Nuestras decisiones financieras dejaran ver la condicion espiritual interna. Por ejemplo si sobornamos a una autoridad, si pasamos contrabando por la aduana, si mentimos en nuestra declaración de impuestos o compramos cosas de origen dudoso (robadas por ejemplo) mostramos que quien está sentado en el trono del corazón no es Cristo sino el dios dinero.

El dinero en si no es malo, porque el dinero es la recompensa de tu esfuerzo de tu trabajo, y Dios diseño el trabajo, pero lo malo es el amor al Dinero, la palabra dice que la raíz de todos los males es el amor al Dinero. Es por eso que como buenos mayordomos y administradores de Dios, debemos saber como administrar nuestras finanzas y poner nuestro dinero al Servicio de Dios, honrar al Señor de lo mucho que el nos da,

3) Dios diseñó el trabajo (Génesis 2:15).

“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y le puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase”

Comentario 1: Dios le encomienda a Adán y a Eva el huerto del Edén. La Biblia nos dice: “Para que lo labrará y lo cuidará”. Era todo esto parte de la bendición de Dios para sus hijos. Cuando aparece el pecado el trabajo se hizo más difícil:Génesis 3:17-19.

Comentario 2: La Escritura nos enseña que Dios valora el trabajo: 2 Tesalonicenses 3:10 “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”. A Israel Dios le encomendó: “Seis días trabajarás”.

Colosenses 3:22-24 “Siervos, obedeced en todo a vuestros amos según la carne, no sirviendo al ojo, como los que agradan a los hombres, sino con sencillez de corazón, temiendo a Dios. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia; porque a Cristo el Señor servís” nos recuerda que cuando trabajamos a Dios servimos, y el trabajo desarrolla carácter:

a) Diligencia, b) Honestidad, c) Respeto a las autoridades,

d) Capacitación, e) Esfuerzo, f) Fidelidad.

4) Dios es nuestro proveedor (Génesis 22:13-14).

“Entonces alzó Abraham sus ojos, y miró, y he aquí un carnero a sus espaldas trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham, y tomó el carnero, y le ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto”

Comentario 1: Dios le había dado a Abraham el hijo prometido: Isaac, pero en éste capítulo el Señor se lo pide como sacrificio y Abraham obediente lo lleva al monte Moriah. Allí Dios provee un carnero para el sacrificio y no fue Isaac sacrificado, todo esta era una prueba para Abraham. El Señor no desamparó a su siervo sino que envió la provisión en medio de la crisis.

Comentario 2: Cuando buscamos a Dios el Señor bendice, por eso dice la Biblia: “más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33. Nuestro proveedor en realidad no es el negocio, ni tal o cual persona, nuestra provisión viene de Dios quien hizo los cielos y la tierra.

Comentario 3: Dios no ha cambiado, él cuidó de su pueblo en el desierto y por cuarenta años les envió su provisión, Jesús multiplicó cinco panes y dos peces para alimentar a más de cinco mil personas, Dios mismo en medio de la sequía dio orden y envió cuervos que le llevaran pan y carne al profeta Elías, podemos descansar y confiar en el Señor pues está escrito: “Mi Dios, pues suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” Fil. 4:19.

Conclusion:

Caminar con Dios y seguir sus leyes, resultará en gran bendición, por ejemplo: “Más Jehová estaba con José, y fue varón prospero… y todo lo que hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano” Génesis. 39:2-3.



15 vistas
Acerca de Nosotros

¡Obedeciendo el llamado del Señor desde 2010 para la Gloria de Dios!

Asistir al mandamiento en Mateo 28:19 acerca de recorrer las naciones para hacer discípulos, compartir las buenas nuevas del evangelio de Jesucristo.
 

Visitanos

Tel. 240-671-3614

 

5101 16th St NW

Washington DC 20011

 

cuerpodecristodc@gmail.com

Suscribete para obtener las últimas noticias del ministerio

© 2023 by HARMONY. Proudly created with Wix.com